Convergia Logo

Queremos empezar este artículo contándote qué es el Internet de las cosas y por qué, hoy en día, es tan importante – y beneficioso – contar con esta tecnología en tu negocio.

 

El internet de las cosas (IoT) es una red de dispositivos conectados alámbrica e inalámbricamente para el intercambio de información, este intercambio son datos que llegan o que se transmiten de un dispositivo a otro.

 

La visión estratégica del Internet de las cosas es ayudar a las empresas a afrontar una variedad de retos estratégicos como mejorar la experiencia al cliente, optimizar la cadena de valor de los negocios, dando visibilidad y trazabilidad de datos, y la eficiencia en costos.

 

Sin embargo, aún contando con sus innumerables ventajas para los negocios, el Internet de las cosas enfrenta muchos mitos. En Convergia, queremos ayudar analizando la veracidad de los mitos más comunes que rodean el uso de este tipo de tecnología.

5 mitos más comunes del Internet de las cosas:

1. Es muy inseguro: ¡FALSO!

Cualquier aparato tecnológico conectado a internet puede sufrir un ataque cibernético en cualquier momento y el Internet de las cosas no es la excepción.

 

Sin embargo, la mayoría de los dispositivos IoT vienen con capas de seguridad, asegurando así que tus datos están seguros mientras tomes las medidas pertinentes.

 

Así mismo, los desarrolladores o implementadores de esta tecnología deben estar pendientes de realizar auditorías frecuentemente, de esta manera el dispositivo estará siempre protegido contra los hackers o cualquier tipo de amenaza cibernética.

 

2. Es muy costoso: ¡FALSO!

El IoT brinda soluciones escalables para todas las empresas de acuerdo al rubro al que pertenecen y el tamaño de sus negocios. Por ende, el costo

de una solución depende mucho del alcance y lo que se necesite medir, contrario a lo que varias personas puedan creer.

 

Además, es una inversión con pronto retorno (el retorno depende mucho del grado de inversión) que te ayudará a reducir costos y aumentar la productividad.

 

3. Es únicamente para grandes empresas: ¡FALSO!

Esta es una aseveración muy común y errada. El Internet de las cosas es perfectamente aplicable para pequeñas y medianas empresas y, además, tiene un sinnúmero de ventajas.

 

Por ejemplo, las empresas obtienen un mayor conocimiento de los clientes ya que, al conseguir y analizar toda la información de estos dispositivos, pueden diseñar productos y servicios más exclusivos y personalizados.

 

4. Funciona, incluso, en zonas con poca conectividad: ¡VERDADERO!

Las soluciones de IoT tienen la particularidad de poder conectarse a diferentes tipos de soluciones de conectividad, alámbrica e inalámbrica. Dicho esto, no solo pueden conectarse usando las redes móviles (3G, LTE y próximamente en 5G) sino también a redes LoRa, NB-IoT, MESH, satelital y hasta WiFi públicos o privados.

 

La decisión de a que tipo de red conectarse depende mucho del tipo de solución y la red disponible en el área geográfica donde se implementa; también se debe considerar el volumen de datos y la velocidad que se necesita para el intercambio de datos que se requiere en la decisión del tipo de red a utilizar.

 

5. El Internet de las cosas puede conectar cualquier objeto a internet: ¡VERDADERO!

Es correcto, el Internet de las cosas nos permite conectar cualquier objeto a internet para el beneficio de cualquier solución, utilizando la infraestructura actual se puede adaptar para hacer que todo se conecte, desde cámaras de seguridad, elevadores o edificios hasta objetos que podemos tener en nuestros hogares como autos, calefacción, refrigeradoras, etc.

 

¡Todo es conectable!

Ahora que ya sabes que la mayoría de estos mitos no son del todo ciertos, ¡estamos seguros de que te interesará contar con una solución de Internet de las Cosas – IoT! 🌐

 

¿Sabías que Libelium y Convergia brindan una red de sensores inteligentes confiables, exactos y modernos que te ayudarán a transformar tu negocio digitalmente?

yoordin-es
Author: yoordin-es