Convergia Logo

SmartFit encontró un alto rendimiento en la solución Fortinet SD-WAN, que brinda una experiencia de cliente de calidad.

Smart Fit es la cadena de gimnasios más grande de América Latina, con más de 1.000 unidades y más de 3 millones de clientes en 13 países. La misión de la empresa es democratizar el acceso a la actividad física de primer nivel con planes asequibles y una experiencia de usuario sencilla. En otras palabras, Smart Fit busca ofrecer más comodidad y menos burocracia, desde servicios online hasta autoservicio en los gimnasios.

 

“Si bien nuestro negocio es el fitness y el bienestar, nos vemos a nosotros mismos como una empresa de tecnología. La velocidad con la que estamos creciendo es impresionante y eso es porque vemos a TI como parte del negocio y no como un área independiente”, explica Valter Sobral, gerente de Infraestructuras de Smart Fit. “Invertir en tecnología es nuestra prioridad. Nos enfocamos en productos de vanguardia, ya que nuestro modelo operativo solo tiene sentido con las mejores soluciones del mercado”

Necesidad de estandarización, automatización y visibilidad El mayor desafío de Smart Fit fue asegurar la estabilidad de la comunicación entre los gimnasios existentes, así como los nuevos proyectados en su plan de expansión. No contar con una sucursal debidamente conectada a los sistemas afecta directamente la experiencia del alumno, pues todos los servicios de la empresa se consumen en tiempo real, desde el ingreso al gimnasio – con control de acceso propietario en los torniquetes que utiliza reconocimiento biométrico facial o de huella digital – hasta la música en las aulas, el ranking de rendimiento de los alumnos, las bicicletas conectadas para competiciones entre equipos de diferentes unidades, etc. La empresa encontró el equilibrio perfecto entre las actividades presenciales y digitales, donde todo está informatizado y controlado de forma remota.

Fortinet SD-WAN garantiza la calidad de la conexión y la experiencia del cliente

La tecnología de Fortinet resolvió todos los problemas de estandarización y segmentación de la red de gimnasios. La asociación entre las empresas comenzó en 2019, a través de la asistencia de FXO, partner de Fortinet, que ofreció a Smart Fit el apoyo en la elección de tecnologías, implementación y soporte. Luego, se implementaron los firewalls de próxima generación FortiGate en más de 400 sucursales, dos más en la sede central y uno en la nube de AWS, para asegurar el tráfico de red y habilitar un servicio seguro de red de área amplia definida por software (SD-WAN). “Cuando abrimos la competencia con otros proveedores, Fortinet se presentó como un jugador de seguridad reconocido que también nos brindaría conectividad”, dice Sobral. “Ya conocía a Fortinet y consideraba que la empresa tenía la interfaz más amigable del mercado, lo cual se confirmó durante la implementación del proyecto. El equipo pudo navegar por las soluciones sin ninguna dificultad”

A través de la sólida solución de SD-WAN segura, la red del gimnasio ahora ofrece conectividad rápida e ininterrumpida a todas las sucursales. “En ubicaciones remotas, no siempre es fácil obtener conexiones de buena calidad, por lo que obtener la mejor ruta es fundamental para garantizar la experiencia del cliente. Hay muchas personas circulando dentro de las sucursales y unos segundos de retraso son suficientes para generar largas filas en los puntos de control de acceso”, agrega. “Antes de usar Fortinet SD-WAN, el rendimiento de los enlaces a menudo se degradaba y cuando nos dábamos cuenta de esto, ya era demasiado tarde. Este es solo un ejemplo de los beneficios que nos ha brindado la solución de Fortinet”

Impacto en el negocio:

– Conectividad rápida y mejor experiencia de usuario con FortiGate Fortinet SD-WAN

– Reducción del 50% en los costos de enlaces dedicados y compartidos

– Implementación simplificada de políticas de seguridad y protección contra errores y  

   malas configuraciones.

– Carga operativa reducida con administración centralizada y control de conformidad

– Reducción del 90% en el tiempo invertido por el personal de TI para tareas operativas, 

   como actualizar firmware y hacer cumplir las reglas